Carta del presidente

Rafael del Pino (Presidente)

Señoras y señores accionistas:

El año 2007 ha sido un ejercicio marcado por la escasa liquidez de los mercados financieros, así como por el cambio de ciclo en el mercado inmobiliario, con una fuerte caída de la construcción residencial en España. Todo ello, unido a las incertidumbres regulatorias de los aeropuertos británicos, a la evolución de los valores relacionados con la construcción  y al descenso generalizado de las bolsas, ha lastrado el precio de nuestra acción.

En este contexto cobran todo su sentido las inversiones realizadas durante los últimos años en infraestructuras y en la internacionalización de nuestras actividades. En la actualidad, el 80% del resultado bruto de explotación (RBE) se genera fuera de España y el 73% proviene de la gestión de infraestructuras. Esto nos ha permitido cerrar el ejercicio con un beneficio neto de 733 millones de euros y un resultado de explotación por encima de los 1.300 millones de euros.

Durante el ejercicio, hemos continuado el proceso de desinversiones iniciado en 2006 con el negocio inmobiliario, con la venta del aeropuerto de Sidney y de las participaciones de BAA en Budapest y otros aeropuertos australianos. Estas desinversiones han permitido rebajar sustancialmente la deuda corporativa, que ha pasado de tres mil millones de euros en diciembre de 2006 a menos de dos mil millones en diciembre de 2007. El resto de la deuda es en su totalidad deuda vinculada a proyectos concretos: veinte mil millones corresponden a BAA y nueve mil millones al conjunto de los proyectos de autopistas.

A comienzos de este mes, el regulador británico ha publicado el nuevo marco tarifario para los principales aeropuertos del Reino Unido durante los próximos cinco años. El incremento de las nuevas tarifas aprobadas despeja parte de las incertidumbres que venían penalizando el precio de la acción desde julio de 2007. Si bien la solución propuesta por el regulador está por debajo de lo que era legítimo esperar en las condiciones actuales y, a la vista de los retos que tiene que hacer frente la compañía, el resultado ha sido mejor al esperado por diversas instancias del mercado. Otro aspecto que influye en el valor de la acción es la incertidumbre sobre el cierre de la refinanciación de la deuda de BAA que, si la situación de los mercados lo permite, se realizará a lo largo de 2008.

Contamos con una cartera récord en nuestros negocios de construcción y de servicios; hemos logrado que el 90% del resultado bruto de explotación provenga de actividades recurrentes y hemos reducido considerablemente el nivel de deuda corporativa. Además, Ferrovial tiene dos de los mejores activos de infraestructuras de transporte del mundo, como son la autopista 407ETR y el aeropuerto de Heathrow. Todo esto, nos permite mirar al futuro con optimismo y seguir explorando con ilusión y cautela nuevas oportunidades.

Por último, dentro de nuestra política de Responsabilidad Corporativa, Ferrovial está comprometida con la conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Además de reducir las emisiones de carbono en todas nuestras actividades, estamos impulsando un modelo de gestión aeroportuaria ejemplar desde el punto de vista medioambiental y que supondrá un estímulo para todos los agentes que rodean  esta actividad, especialmente las aerolíneas. Del mismo modo, estamos comprometidos con Naciones Unidas en la implantación de los principios del Pacto Mundial en todos los países donde desarrollamos nuestra actividad, así como en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sin duda, 2008 será un ejercicio importante. Para afrontar todos los retos que les he enumerado tenemos un excelente equipo humano en Ferrovial y contamos con su apoyo, que agradezco sinceramente.

Firma de Rafael del Pino

Rafael del Pino
Presidente de Ferrovial
Marzo, 2008

1000 imágenes, una palabra: Ferrovial

1000 imágenes, una palabra: Ferrovial

Descripción de la actividad del Grupo Ferrovial en 1.000 imágenes.